Año 2005

Por lo que a mí respecta, yo también creo que la humanidad ganará en el largo plazo. Sólo me da miedo que al mismo tiempo el mundo se haya convertido en un enorme hospital donde todos sean enfermeros de todos.
Goethe (en el año 1787...)

No hace muchos días podíamos leer que Los supervivientes de una patera lograron llegar con vida gracias a que viajaron abrazados unos con otros. El instinto humano no engaña. Nos queda ponerlo en práctica antes de convertirnos en el hospital de Goethe. De forma consciente o inconsciente, la tozudez, la obstinación, el miedo o la intolerancia nos están dejando un mundo dividido en partes casi iguales; entre civilizaciones y entre sociedades. El loable esfuerzo de acercar Occidente y Oriente se quedará corto, frustrado, si no aprendemos a hacer las cosas entre todos y para todos, respetando las diferencias pero buscando las respuestas conjuntamente.

No se trata de salir victoriosos de cada trifulca; quizá deberíamos cantar más a menudo el himno que nos propone el poeta:

Un himno para no ganar
para no vencer nunca haciendo la guerra,
que destroce cualquier razón que nos empuje a luchar...
Déjame, pues, cantar
este himno para no ganar.
(....)
Un himno que sea un canto
en el que se mezclen todas las lenguas
que nos permiten el mágico sonido de la palabra amar.
Déjame, pues, cantar
este himno para no ganar.
Diferentes en la piel y en el habla,
nos enriquecéis cuando no sois como nosotros.
Nos damos lo diverso
compartimos lo distinto
y queremos el universo para convivir en un solo destino.
Un himno para decir bien alto:
ni nos hace falta, ni queremos ganar...

Fragmento de “Un himne per no guanyar”, Lluís Llach (letra y música)

Que en el 2005 muchas cosas te apasionen. Que luches por ellas y las disfrutes. Y que las puedas compartir con todos. Espero poder contarte las mías.

Un abrazo y Feliz Año!,

Oriol Rius.
New York, diciembre 2004

Comments

Popular posts from this blog

Bon Any 2018!

Feliz 2018!

Año 2012