Año 2003

Saber lo que está bien y no hacerlo es propio del peor de los cobardes, Confucius.

Gira el mundo a tu alrededor,
Y tú no te mueves.
Gritan el hambre y la injusticia,
Y tú te quedas en casa.
Sueña y lucha,
Ambiciona y trabaja,
Ilusiona y transmite entusiasmo.

Federico Mayor Zaragoza recogía en un artículo hace unos meses el espíritu de la poesía del madrileño Pedro Salinas La voz a tí debida:
(…) Voz debida a los sin voz. Voz de los que saben, de los libres. Voz de los que tienen el arrojo de hablar, de actuar como ciudadanos plenos. Voz para disentir, para asentir.
(…)La palabra no puede seguir cautiva, amordazada, filtrada, disfrazada. A veces, acallada para siempre por los enemigos de la vida y sus cómplices. Pero, sobre todo, no puede seguir ausente. Silencio es la antítesis de democracia.
(…) Ser diversos, infinitamente diversos es nuestra riqueza. Actuar unidos será nuestra fuerza. ¿Por qué se callan? ¿Por qué callamos? A veces, porque no se quiere, porque no se sabe. Pero, también, porque buscamos fuera respuestas que sólo hallaremos en nosotros.
(…) Voz debida. Voz de vida.

¿Cuándo hablaremos suficientemente alto y claro?
¿Cuánto tiempo más deberemos esperar ‘financiando futuras utopías’?
¿Cuándo nos dedicaremos a lo que realmente nos importa?

Una vez más tenemos la oportunidad de replantearnos nuestras ambiciones para el próximo año. Y una vez más cambiaremos pocas cosas. O ninguna. Pero querría creer que poco a poco (Camino lento, pero nunca hacia atrás decía Abraham Lincoln) avanzaremos hacia un destino inevitable: un mundo tan justo y libre como plural y heterogéneo, donde TODOS vivamos en paz y armonía. ¡Cuenta conmigo para el camino! Y no dejes que me pare en la cuneta a descansar; no me queda mucho tiempo que perder.


Oriol Rius.
New York, diciembre 2002


Comments

Popular posts from this blog

Feliz 2017!

Bon Any 2017!

Bon Any 2018!