Año 2008

“El futuro pertenece a quienes creen en la belleza de sus sueños.” Eleanor Roosevelt.

Y en cambio parece imponerse un sentimiento en que el futuro ya no es lo que era. Sorprende que en unos años en que la tecnología nos aplana el mundo (abriendo oportunidades) y la ciencia nos alarga la vida (y ya se trabaja para mantenérsela a la Tierra), continuemos pendientes de les gotas sucias que, como decía Gandhi, nunca podrán ensuciarnos el océano. Sin duda que los problemas no son pocos y no dejan de acumularse, pero no hay nada que no podamos solucionar con ganas y generosidad.

Acabaremos algún día, quizás mañana,
con las palabras inútiles y bonitas,
el tintín de la porcelana fina
y las marionetas de oscuros colores.
Y enseñaremos a los hijos,
paridos sin dolor,
el cómo y porqué de cada cosa,
y los bajaremos a la calle sin temor
y jugaran a construir pueblos.
Y tocaran la tierra
y la harán suya y de todos,
y escribirán, con nuevas palabras,
nuevas leyes, historia y vida.
También vendrá un barco de vela ágil,
esquivando temporales y ariscas rocas,
y se llevará todo el oro de la tierra, mitos y falsos dioses,
y nos dejará quieto el mar y una barca pequeña.
Con ella iremos a saludar los pueblos,
a la espalda un saco con herramientas y con libros,
en los ojos una explosión de alegría,
y la esperanza en los hombres y en los días.
"Home amb esperança", Joaquim Horta

Comencemos por imaginar un futuro mejor. A todos nos toca aportar y toda aportación es muy valiosa. Soñemos sin timidez. Eso debemos a las futuras generaciones así como nosotros vivimos los sueños de nuestros abuelos. Me gustará verte en los míos.

Un fuerte abrazo,

Oriol Rius
New York, diciembre 2007

Comments

Popular posts from this blog

Feliz 2017!

Bon Any 2017!

Bon Any 2018!