GRACIAS (En memoria de Carlos Gil)


Cathy,

Los primeros años después de conocerte, recuerdo que a menudo me preguntaba si eras en parte un poco víctima de vivir junto a un hombre con infinitas ganas de disfrutar la vida. Pensaba en si esa dedicación que Carlos tenía a sus amigos te molestaba, y si esa capacidad para organizar siempre algo para que todos pasáramos un buen rato te suponía más carga de trabajo que ilusión. Con el tiempo aprendí que no eras el contrapeso que equilibraba una pareja ordinaria, si no la otra mitad de una propuesta conjunta admirable. No representabas el yin corrector de un yang revoltoso, si no el apoyo permanente a la infinita capacidad de nuevas iniciativas. En todo caso, el inevitable punto de ‘seny’ o sentido común de las mujeres ante la ‘rauxa’ puntualmente inconsciente o infantil. Gracias por ello.

En los últimos diez años han pasado cosas maravillosas en mi vida. He visto crecer a mis hijos y he disfrutado con María de una ciudad que nos ha ofrecido la posibilidad de conocer gentes de todas partes y habilidades. Pero te aseguro que haber conocido a Carlos ha sido una de las mejores cosas que me han pasado. Recordaré mucho tiempo su cariño y los buenos ratos que pasé con él, pero sobretodo me quedo con lo mucho que aprendí sobre la vida. La mejor actitud hacia la vida, el mundo como aliado y nunca como enemigo, es una herencia que Carlos me ha dejado para siempre; cada día voy a poder vivirlo más intensamente por lo mucho que hay en mí de la lección magistral que fue su paso en mi vida. Nunca te agradeceré lo suficiente que supieras compartir un maravilloso ser con sus amigos, tus amigos. GRACIAS.

Un beso,

Oriol.

Comments

Popular posts from this blog

Bon Any 2018!

Feliz 2018!

Año 2012